fotografía: paula henríquez

make up artist / hair stylist: francisca mellado

dirección creativa: sebastián briceño / francisca mellado

dirección de arte: sebastián briceño

styling: rebecca rodríguez

talent: demian hernández

agradecimientos: bastián pérez

 

 

mi nombre es demian
he pasado por esto:
una infancia confundida
viví la escolarización católica femenina
no fui parte de los amigos ni de las amigas
tuve el corazón roto por amores complejos,
de adolescente, detractores al paradigma sexual.
mis sentires se relegaron a la noche
a lo oculto
encarnar la niña siempre fue un presidio
pero vivirlo fue lo que más me hizo añorar
añorarme hermoso, príncipe
siempre me quise masculino,
aunque ambiguo
de facciones finas, de vestido,
siempre quise despertar deseo en otros
representando lo desconocido
ambiguo
un tercer sexo
lo que asusta a la comodidad
porque mi cuerpo es incómodo
me encarno incómodo
y aunque me juré el silencio,
la indisciplina fue mi norte.

 

 

 

 

 

 

 

 

cuesta tanto sacarse el silencio de encima,
este es un arma de doble filo
hundir el cuchillo en la herida puede ser la ofrenda más noble con uno cuando este toca fondo
y cuando el cuerpo olvidado hace consciente su dolor
recita autonomía,
se reclama como la bala,
y  reivindica la libertad que implica encarnar en paz la carne propia.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mi nombre es demian
esto es un manifiesto
compuesto del coraje y las lágrimas
que representan mi cuerpo
y aunque sea incierto y confuso a los ojos de otros
me arrulla el consuelo y el calor de mis compañeres de trinchera,
la identificación en la música,
y redescubrirme todos los días a mí mismo en mi nombre autoproclamado,
que recita autonomía
y  la libertad que implica encarnar en paz la carne propia.
que recita calma, aunque en mi interior exista una constante tempestad.
que recita y canta
que mi aullido es fuerte y reúne manada.